Screen width of at least 320px is required!
Speed 1.0x
/
...pongamos el foco ahora en Argentina, un país en el que miles de mujeres han bajado a las calles estos días para reclamar unos derechos que jamás debieron ser denegados...

Se reactiva en Argentina el movimiento ciudadano a favor del aborto

29 January 2029
Se reactiva en Argentina el movimiento ciudadano a favor del aborto
Carol Smiljan / Shutterstock.com
El caso conmocionó a toda Argentina. Hace unos cuatro años, ocho hombres violaron a un niña indígena de tan sólo 12 años en el norte del país. Por si aquello no fuera ya de por sí suficientemente estremecedor, la niña en cuestión vivía en la indigencia y sufría un severo retraso cognitivo. Ante estos episodios siempre vuela a mi mente una de las estrofas del poeta español Antonio Machado: "La maldad del hombre es como la Laguna Negra, que no tiene fondo...". Por desgracia, el sufrimiento de la pobre niña, al quedar embarazada, no terminó allí. Seis meses más tarde, y tras la negativa de las autoridades médicas de practicar el aborto de un feto con graves malformaciones, los doctores intervinieron en condiciones críticas y practicaron una cesárea. El bebé murió a los pocos minutos. Por fortuna, la muchacha logró sobrevivir.

Este espeluznante episodio acaba de volver a la palestra en Argentina porque, en estos días, se celebra el juicio en contra de los ocho delincuentes. Y una vez más ha surgido el espinoso tema del aborto en las portadas de los diarios argentinos, una práctica a la que aún muchos, sobre todo una mayoría de legisladores del género masculino, se oponen de manera drástica. Infinidad de mujeres han aprovechado la ocasión para volver a las calles y manifestar su descontento, tras largos meses de silencio. A mediados del año pasado, el gobierno de Mauricio Macri propuso abrir un debate en el Congreso para sopesar la legalización del aborto hasta la catorceava semana de gestación. Aquella iniciativa logró movilizar a una marea de manifestantes a favor del aborto en las principales ciudades del país. La propuesta, aprobada a mediados de junio en la Cámara de Diputados, fue luego rechazada por el Senado, de mayoría conservadora. De modo que las mujeres argentinas debieron resignarse a seguir acatando una ley, aprobada hace ya casi un siglo, que castiga con penas de cárcel a quienes se sometan a la práctica del aborto.

Pero tal como decíamos, las manifestantes han retomado una vez más las calles para reclamar su derecho a elegir. Miles de ellas se pasean en estos días por las principales calles de Buenos Aires exhibiendo unos pañuelos verdes en los que se puede leer: "Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir". El pasado 20 de febrero, se escucharon miles de voces que coreaban frente al Congreso: "Que el aborto sea legal. En mi cuerpo yo decido. A la cárcel nunca más". El objetivo de las organizaciones abortistas argentinas es impulsar, este mismo año, un nuevo debate en la Cámara de Diputados para aprobar un proyecto de ley que esta vez logre pasar el filtro del Senado. En un país marcadamente católico, y con una dirigencia conformada en su mayoría por hombres de edad avanzada y de ideología conservadora, no es seguro que en esta ocasión la propuesta logre salir adelante. Sin embargo, miles de valientes e infatigables mujeres argentinas saben muy bien que vale la pena intentarlo de nuevo.