Screen width of at least 320px is required!
/

Ecuador endurece las restricciones a los migrantes venezolanos

Aproximadamente cuatro mil venezolanos atraviesan Colombia y llegan a la frontera con Ecuador cada día escapando de la crisis en su país. El creciente flujo migratorio preocupa a las naciones sudamericanas, que han comenzado a imponer mayores restricciones en sus pasos fronterizos.

Desde este sábado, los venezolanos ya no tienen permitido entrar a Ecuador con su tarjeta de identificación. Para ingresar deberán contar con su pasaporte. La decisión ha dejado a cientos de venezolanos varados en el paso de Rumichaca en Colombia, cercano a la ciudad de Ipiales.

El gobierno colombiano ha protestado contra la medida tomada por Ecuador, si bien allí también planean reforzar las fronteras. Debido a la crisis política y económica, cada vez más venezolanos huyen a Brasil, Chile y Perú en busca de una nueva vida, muchas veces avanzando lentamente a pie y pidiendo aventones. En respuesta, Brasil clausuró momentáneamente algunas de sus fronteras este mes, y a partir del día 25 de agosto Perú empezará a pedir pasaportes.

Noé: ¿Y escuchaste lo que pasó en Brasil el sábado, María? Los habitantes de una localidad fronteriza acusaron a los migrantes venezolanos de actividades criminales y los atacaron con palos y quemaron sus carpas.
María: Sí, la situación en el estado fronterizo de Roraima ha estado tensa por meses. Allí viven miles de venezolanos en una situación muy precaria. No se sabe si estas personas realmente intentaron robar a los lugareños, pero es un precedente preocupante. La situación en Venezuela es cada vez peor; por ende, cada vez hay más gente que huye y la probabilidad de que haya conflictos en las fronteras aumenta.
Noé: Dicen que un millón de venezolanos entraron a Colombia en los últimos 15 meses.
María: Así es, Noé. Aunque de los venezolanos que cruzan a Colombia, muchos regresan. Pero ahora hay muchos más que siguen camino hacia otros países donde tienen familiares o creen que pueden encontrar oportunidades laborales.
Noé: La situación es crítica...
María: ¿En Venezuela? ¿Qué te parece? La inflación más alta del mundo, escasez de alimentos y medicina, un presidente cada vez más loco y paranoico...
Noé: Entonces las restricciones fronterizas no van a cambiar lo que está sucediendo. Los venezolanos están pasando hambre y están desesperados. Van a seguir acercándose a las fronteras, con o sin documentos. Esto... ¡esto se está pareciendo cada vez más a la crisis de refugiados en Europa, María!