Screen width of at least 320px is required!
/

Mujica se retira de la política y no quiere pensión

El ex-presidente uruguayo José “Pepe” Mujica ha oficializado su retiro de la política. A los 83 años, el hombre que fue bautizado “el presidente más pobre del mundo” deja su puesto como senador de la nación para pasar más tiempo en su granja.

Mujica presentó su renuncia el martes pasado, aludiendo que estabacansado tras un largo viaje”. No solo no completará su mandato, que termina en el 2020, sino que tampoco aceptará la jubilación correspondiente. Ya durante su gestión como presidente entre 2010 y 2015, Mujica había destinado gran parte de su salario para caridad y se había rehusado a vivir en el palacio presidencial.

Mujica es famoso por su vida austera. Su posesión más valiosa es un viejo Volkswagen Escarabajo. El ex-presidente vive una vida tranquila en su granja en las afueras de Montevideo, junto a su perro de tres patas y su esposa, Lucía Topolansky, actual vicepresidente de Uruguay y cabeza del Senado.

Noé: Siempre me encantó la vida de Mujica. Nunca le importaron la fama y el poder. Cuando era presidente, seguía viviendo en su humilde rancho. Incluso ahora, que su esposa es vicepresidenta de la nación, no cambia sus hábitos.
María: Mujica ha sido sin duda un personaje pintoresco en la política latinoamericana. Aunque también ha tenido sus polémicas. Varias veces tuvo que pedir perdón por cosas que dijo en público, por nombres que utilizó para referirse a otros líderes políticos.
Noé: Para mí eso siempre era parte de su manera de hablar directa y honesta. No tenía filtros.
María: Pero en la política hace falta tacto y diplomacia, Noé.
Noé: Tal vez por eso Mujica siempre fue tan diferente del resto de los jefes de Estado. Ojalá todos los países tuviesen líderes así.
María: Bueno, tampoco lo idolatremos, Noé. No olvides que también tuvo un pasado cuestionable como parte de la guerrilla Tupamaros en los años sesenta.
Noé: No sé lo que habrá hecho de joven. Solo sé que, como presidente y senador, fue una figura admirable. Si alguna vez lo escuchaste hablar, entenderás lo que digo. Su manera directa y sabia de explicar la política y los problemas del mundo... No es casualidad que tantos jóvenes lo admiren. Los mismos jóvenes que suelen estar desencantados con la política ven en Mujica un poco de esperanza. Pero ahora alguien tendrá que continuar con su legado.