Screen width of at least 320px is required!

“Ya no hay marcha atrás” — There’s no turning back

“Un camino largo y accidentado” — A long and bumpy road

“Caer en desgracia” — Fall from grace

“Vamos al grano” — Let’s get down to business

“Recortes de periódico” — Newspaper clippings

“Me estás tomando el pelo” — You’re pulling my leg

“Nace una leyenda” — A legend is born

“Una mentira lleva a otra” — One lie leads to another

“Nada que perder” — Nothing to lose

“De nuevo en el camino” — On the road again

“El fin del mundo” — The end of the world

“Náufrago” — Castaway

“Flamencos verdes” — Green flamingos

“Todo es belleza” — Everything is beauty

“La belleza es todo” — Beauty is everything

“Invitado de honor” — Guest of honor

“Un hombre nuevo” — A new man

“Relaciones públicas” — Public relations

“Abre los ojos” — Open your eyes

“Hierba milagrosa” — Miraculous herb

“El héroe prometido” — The hero that was promised

“Agente Doble” — Double Agent

“Una oferta que no puedes rechazar” — An offer you can’t refuse

“El precio de la belleza” — The price of beauty

“Territorio desconocido” — Uncharted territory

Speed 1.0x
/

“Caer en desgracia” — Fall from grace

“Caer en desgracia” — Fall from grace
Pero justo después de abrir el paquete mi emoción desaparece. No encuentro más sorpresas exóticas; ninguna gema preciosa ni monedas doradas. No hay nada más adentro. Peor aún, no hay contexto, solo la pluma verde y el coral rosado. Estoy aún más confundido y en lugar de respuestas, ahora hay varias preguntas. En este momento, tengo una realización: los dos objetos son el inicio de un misterio mucho mayor.

De pronto, algo se activa en mí. Un instinto latente que estuvo dormido, enterrado profundamente, por años: Mi curiosidad. Pero no cualquier curiosidad. En realidad, es una pasión por la investigación y el periodismo. La misma pasión que hace años propulsó mi éxito profesional. En mi boca hay una sensación familiar: una sonrisa.

Con fría eficiencia, extingo ese pequeño fuego. Pienso: Mis días de investigación están en el pasado. Hay bastante tiempo para fantasías después, ahora necesito el dinero. Hay solo una persona, en quien yo confío, que facilita este tipo de transacción. Si estos objetos tienen algún valor, ella sabría.



Al día siguiente visito el museo de historia natural para ver a Marta. Marta es mi amiga desde mis días con el New York Times. Sí, ese New York Times. Ella es zoóloga, principalmente, pero además es experta en varios temas científicos.

Luego de caer en desgracia, mi vida cambió drásticamente… Sin entrar en detalles, dependo de ciertas “actividades cuestionables” para sobrevivir y Marta es una de las pocas personas que aún habla conmigo. De hecho, somos socios de negocios: Yo procuro los “productos” y ella encuentra clientes en el mercado negro. Todo termina en las manos de coleccionistas privados. Nadie se lastima. Todos están contentos.

Pero no somos criminales... En serio.

Llego a la entrada del museo y, de pronto, una voz familiar: “¿Horacio? Ay... ¡Qué sorpresa!”