Screen width of at least 320px is required!
Speed 1.0x
/
aa
AA

Propiedad Incierta

La herencia

La herencia
Al cabo de un mes, empezamos la pequeña reforma del techo central de la casa. No había mucho trabajo, pues el propietario fue tajante: quería gastar el dinero mínimo para que no se derrumbara el techo. ¡Ni un céntimo más! Era un lunes por la tarde cuando fui a supervisar la reforma con el albañil. Así que quedamos en la misma gasolinera. Ese día, el señor Perales no vino, estábamos solamente el albañil y yo.

—Una propiedad tan maravillosa y tan dejada,— comenté al albañil cuando subíamos la ladera de la montaña en su coche.— ¡Qué pena! Supongo que el costo de la reforma es demasiado grande

End of free content.

To access this material, please LOG IN.

If you don't have a subscription, please click HERE to sign up for this program.