Screen width of at least 320px is required!
Loading...

A grandes males, grandes remedios

Marta: ¡No te lo vas a creer! ¿Te acuerdas de la barbacoa a la que me invitaron el domingo? En el último minuto, el que tenía que traer la barbacoa puso en la página web del evento que no podía venir. Menos mal quea grandes males, grandes remedios.
Rylan: ¿En serio? Erais casi cien personas, ¿no? Decidisteis hacer una barbacoa sin carne y comprasteis pizzas, ¿quizás? Como bien has dicho, ¡a grandes males, grandes remedios!
Marta: ¡No! Unas diez personas se ofrecieron a traer las suyas. Éramos mucha gente, así que necesitábamos una barbacoa muy grande… o diez de las pequeñas. Afortunadamente, todo el mundo colaboró.

End of free content.

To access this material, please LOG IN.

If you don't have a subscription, please click HERE to sign up for this program.